Última Hora


Contenido comercial

En el mundo hay 2.000 millones de personas que no tienen un correcto saneamiento. Solo en Latinoamérica la cifra es alarmante: se trata de 89 millones de personas en estas condiciones.

Esta problemática motivó a la empresa Kimberly-Clark a lanzar la campaña “Baños cambian vidas” para mejorar la salud de las poblaciones vulnerables.

"Nosotros tenemos un propósito: hacer la vida de las personas cada día mejor, tenemos productos esenciales. Dentro de nuestros programas de Responsabilidad Social, tenemos programas asociados a nuestras marcas. “Baños cambian vidas” es el programa social ligado a la marca Scott, una de las más importantes a nivel mundial", explicó Gonzalo Uribe, vicepresidente de la región norte de Latinoamérica, Kimberly-Clark.

Scott®, la marca de papel higiénico y toallitas de Kimberly-Clark,  anunció este año la expansión de su programa global de saneamiento a Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Bolivia, Perú y Brasil.

"La idea no solo es tener el vínculo con nuestros consumidores, sino poder regresar a las comunidades, a nuestros consumidores, y poder tener un impacto positivo", agregó Kenneth Hylton, director de Mercadeo para la región norte de Latinoamérica, Kimberly-Clark.

Para la empresa es importante llevar sus productos a toda la población, inclusive a quienes no tienen acceso para pagarlos. 

Actualmente, “Baños cambian vidas” está presente en 12 mercados a nivel mundial y ofrece programas de impacto social en 10 países.

En América Latina, el programa se lanzó por primera vez en el 2015 y, desde entonces, ha invertido más de $1.500.000 para mejorar el acceso al saneamiento básico en la región.