El desacato de la población y el incremento de casos positivos de Covid-19 en nuestro país llevó a las autoridades a crear un grupo específico para vigilar e intervenir las fiestas que se realicen en las comunidades, con el fin de evitar la propagación del virus. 

El equipo está integrado por funcionarios del Ministerio de Salud, además de oficiales y abogados de Fuerza Pública.

El departamento de prensa del Ministerio de Seguridad comunicó que el equipo vigilará  y en caso de la detección de alguna actividad o fiesta se solicitará a los presentes finalizarla; si las personas se abstienen, la policía podrá solicitar un permiso de allanamiento a las autoridades judiciales.  

Durante la noche de este viernes la policía localizó dos fiestas en Pavas, ambas finalizaron sin necesidad de allanamiento. 

Una de ellas se ubicó en Lomas del Río a las 11:00 p.m y otra en Villa Esperanza a las 11:05 p.m.