Última Hora

Desde el 18 de marzo que se estableció el cierre de fronteras y hasta la fecha Migración y Extranjería ha logrado ubicar a 3433 extranjeros que se las ingenian para tratar de evadir los controles e ingresar de forma irregular al país.

La mayoría de los extranjeros ubicados son de nacionalidad nicaragüense.

Algunos han optado por pagar a coyotes desde 5 mil y hasta 25 mil colones para que estos les colaboren en el traslado. Sin embargo, la policía que mantiene reforzada la vigilancia en las fronteras han logrado dar con estos grupos.

Muchos de los indocumentados son trasladados en vehículos particulares.

Desde el 18 de marzo a hoy las autoridades han detenido a 8 costarricenses que colaboraron con el traslado ilegal de personas. Todas quedaron a las órdenes de las autoridades judiciales.