Última Hora

Guardaparques del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional-SINAC detuvieron este sábado por la noche a un hombre que trasladaba 360 huevos de tortuga lora que había extraído de esa área protegida.

El sujeto fue trasladado a la Fiscalía pues el trasiego, comercio ilegal y la destrucción de nidos de tortuga para extraer sus huevos, son delitos que están penados por la Ley de Conservación de Vida Silvestre.

Las autoridades confirmaron que el comercio de huevos es permitido pero debe contar con los debidos permisos y rotulación que garanticen la trazabilidad del producto.

En el caso de estos 360 huevos no pudieron ser salvados, pues no se tiene certeza de cuánto tiempo había pasado desde su extracción ni tampoco de la manipulación que tuvieron, por lo que debieron ser desechados.