Última Hora

Los médicos se encuentran en alerta por el aumento de casos de rinovirus en niños, durante los primeros meses de este 2021.

Aunque el año pasado se desplomaron las cifras de infecciones respiratorias en menores, el rinovirus se mantuvo. En enero y febrero se registró una tendencia al alza.

Según datos del Hospital Nacional de Niños, el aumento no se ve en casos, sino en el porcentaje que representa ese dato entre todas las infecciones respiratorias.

Así el escenario, durante los primeros dos meses de este año, el centro médico contabilizó 88 casos de esta enfermedad, mientras que en el 2019 se detectaron 159 casos. La diferencia es que esos 88 casos representan el 86% de las enfermedades de este tipo en niños, y los 159 eran un 8% de los virus que presentaban los pacientes internados.

Según explicó el doctor Manuel Soto, pediatra neumólogo del Hospital de Niños, el rinovirus es la causa más frecuente de resfriado común en menores. Esta es detectada por medio de la prueba PCR, la que también se utiliza para el COVID-19.

Antes de la pandemia esta prueba no se utilizaba mucho, únicamente se tamizaba a pacientes graves para detectar la presencia del virus, además de ser compleja y costosa.

Eso, entre otros factores, podría explicar el aumento de casos: se tamiza más, se detecta más.

“Efectivamente, la circulación o el porcentaje de pacientes con rinovirus este año en particular ha ido en aumento, pero la diferencia es que como a la gran mayoría de los pacientes se le está realizando el panel de PCR completo porque se está investigando la presencia de SAR-CoV-2 y los demás virus respiratorios, por eso lo estamos detectando más”, indicó el médico.

La disminución se ha visto en la cantidad de pacientes hospitalizados por este virus. En general, todos los internamientos han bajado y este no se queda atrás.

¿Qué tan grave es este virus?

Como explicó el doctor Soto, el rinovirus es la causa más frecuente de resfrío en los chicos, por lo que generalmente se manifiesta como una gripe común. Esto quiere decir congestión nasal, tos, dolor de cuerpo, fiebre y molestias generales.

Sin embargo, existe un grupo de niños en particular que debe estar más alerta: los alérgicos y asmáticos, especialmente en edad preescolar y escolar.

“Este virus sí se ha visto estrechamente relacionado con el desarrollo de crisis agudas de asma que ameritan eventualmente tener que ir a un servicio hospitalario”, añadió.

Según datos del Hospital de Niños, la mortalidad también es baja. Producto de este virus han fallecido seis niños desde el año 2014, de los cuales solo uno presentaba el rinovirus como único agente infeccioso.

“Todos los demás tuvieron una coinfección con otros virus o bacterias relacionadas con infecciones mucho más graves”, dijo Soto.

A pesar de esto, los expertos aseguran que es un dato al que hay que prestarle especial atención.

Padres, sigan estas recomendaciones

El neumólogo pediatra indicó que las medidas que hay que seguir para evitar que los niños se infecten van muy de la mano con las del COVID-19: podrían proteger a los menores de estas y otras infecciones.

Entre las medidas están el lavado de manos, uso de mascarilla, distanciamiento social, evitar aglomeraciones, entre muchas otras.

“Algo que logró demostrar la pandemia en todas las personas es el efecto positivo que tuvieron las medidas de prevención en las infecciones. Como el lavado de manos, evitar grupos grandes de personas, evitar estar en contacto con personas enfermas, mascarillas, distanciamiento social”, comentó.

Además, es importante que los adultos responsables pongan en control a los chicos con enfermedades crónicas, esto podría salvarles la vida.