Última Hora

Las autoridades alertaron que, de mantenerse la tendencia en el crecimiento de contagios por COVID-19, el país registraría 110 mil casos para mediados de agosto y esto empezaría a saturar el sistema de salud.

Las proyecciones apuntan a que el país pasaría de los 35 pacientes internados en UCI, que se cuentan para este jueves, a un total de 360 para el 14 de agosto. Ese crecimiento rebasaría la capacidad de atención que tiene Costa Rica, según explicó el doctor Mario Urcuyo.

“Este es un indicador muy importante porque es un reflejo de cuál es el último eslabón dentro de lo que es la atención para enfrentar la enfermedad. Si un paciente empieza a deteriorarse, esta es la última arma para enfrentar el COVID-19 y la capacidad es limitada”, explicó.

“De seguir con esta tendencia, y hago énfasis en lo cerca que está lo real de la proyección, para el 14 de agosto vamos a tener 360 personas hospitalizadas en cuidados intensivos, lo cual rebasaría nuestra capacidad actual, e incluso la capacidad con la ampliación que se está pensando hacer de urgencia en los próximos días”, agregó el funcionario.

Requerimiento de camas 

Las proyecciones, además, apuntan a que habrá 1.828 personas hospitalizadas por COVID-19 para el 14 de agosto.

Este jueves hay 207 personas hospitalizadas por COVID-19  y, con esa cifra, tres de los hospitales más grandes del país tienen más de la mitad de sus espacios ocupados: el Hospital Calderón Guardia registra un 77%, el San Juan de Dios un 67% y el México un 55%.

“De seguir como vamos es posible que, a pesar de las medidas tomadas, no podamos hacerle frente a una situación caótica que muestran las tendencias de hoy”, advirtió el doctor Urcuyo.