Última Hora

La auditoría interna del Consejo Nacional de Vialidad presentó el pasado 3 de agosto una denuncia penal para que se investiguen presuntas irregularidades en la construcción de la nueva carretera a San Carlos, específicamente el tramo principal entre Sifón (San Ramón) y La Abundancia (Ciudad Quesada).

La denuncia se presenta más de un año después de que el ministro de Transportes, Rodolfo Méndez Mata, y el exdirector de Conavi, Mario Rodríguez, le solicitaran a la auditoría investigar irregularidades detectadas en las obras.

En aquel oficio, firmado el 13 de julio de 2020 y dirigido al auditor general Reynaldo Vargas, Rodríguez y Méndez Mata solicitaron iniciar el proceso para “determinar con precisión eventuales conductas que puedan derivar en responsabilidades administrativas o de otra naturaleza de personas que laboren o hayan laborado en el CONAVI, o de particulares y funcionarios de otras instancias externas”.

Según la administración, esa orden originó un “riguroso auditoraje técnico” con personeros del Conavi y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) sobre los trabajos realizados y pagos efectuados durante los 13 años (2005-2018) en que se mantuvo activo el contrato.

“Ante los hallazgos de posibles e inquietantes irregularidades se decide promover una investigación para definir eventuales responsabilidades administrativas o de otra naturaleza que puedan recaer sobre funcionarios o particulares que tuvieron a cargo la ejecución de ese proyecto”, dijo Méndez Mata.

“Confiamos en que las autoridades competentes lleguen a sentar las responsabilidades de quienes hayan llegado a cometer actos contrarios al marco legal que rige en nuestro país”, añadió.

Las autoridades decidieron en 2018 detener las obras y cancelar el contrato con la empresa Sánchez – Carvajal.