Última Hora

Aisladas del exterior, preocupadas por la falta de insumos y con la incertidumbre de lo que pasará con ellas, así viven las dos costarricenses en Wuhan, ciudad donde se originó el coronavirus y que permanece en cuarentena.

Desde finales de enero el gobierno de China cerró la ciudad para evitar la propagación del virus. Se cancelaron las salidas desde las estaciones del tren, autobuses, y aeropuertos.

Para las estudiantes costarricenses salir de Wuhan es una opción que poco a poco se disipa, pese a que solicitaron ayuda al gobierno de Costa Rica.

Comprar comida o medicamentos se vuelve una difícil tarea ante la falta de mascarillas, uno de los tantos requisitos para poder salir a la calle.

Conforme transcurren los días suplir las necesidades básicas es cada vez más difícil.

Algunos costarricenses se han organizado para enviar ayuda a las dos estudiantes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto alega estar coordinando con otros países la posible utilización de vuelos chárter para facilitar la repatriación.

Tras la consulta de Telenoticias por este caso indicaron no poder referirse a las gestiones en curso.