Tres empresas autobuseras iniciaron la instalación de termómetros en sus terminales y algunas unidades para tratar evitar contagios de COVID-19. 

Se trata de Biusa, Tracopa y Transportes Quepos Puntarenas S.A.

"El sistema comprende un lector de temperatura, uno es corporal y otro es de lectura facial. Cumpliendo con el protocolo establecido por el Ministerio de Salud, el dispositivo facial funcionará cuando la persona se acerque a la pantalla y solamente si el usuario lleva la mascarilla puesta se haría el scaneo o lectura correspondiente", explicó Miguel Zamora, asesor legal y operativo.

En el video adjunto puede observar cómo funcionan los dispositivos. En el caso del termómetro corporal, mide la temperatura en el antebrazo. 

"Si la temperatura es más alta se debe iniciar un protocolo, separando a la persona de las demás y, a la vez, hacer una llamada al 9-1-1, conectando con el Ministerio de Salud y que realicen lo pertinente. Se conversa con la persona y se le explica que es apropiado hacer la revisión respectiva", explicó el funcionario. 

Según Zamora, los equipos son muy costosos; para lograr una implementación generalizada en el sector, recomienda a las autoridades valorar la exoneración de impuestos. 

En las terminales de bus también se incentiva a los usuarios a lavarse las manos y a mantener el distanciamiento físico; además, se recuerda que el uso de la mascarilla es obligatorio durante todo el recorrido. 

Este protocolo aplica también para el personal de las empresas autobuseras.