Última Hora

Este miércoles la empresa que construye la nueva terminal de contenedores en Moín oficializó que las obras terminarán con un año y un mes de atraso.

APM Terminals anunció al Gobierno este miércoles el nuevo calendario que incluye la nueva fecha de entrega de la megaobra de $1.000 millones.

Los problemas detectados en 20 de 860 pilotes que soportan la isla artificial, el cambio de material en el rompeolas y la compactación de 40 hectáreas de terreno son los factores del atraso.

Esta situación conlleva un incremento de los costos de las obras, que serán asumidos por APT Terminals.

Ese incremento en los costos es compuesto por multas, costos por no operar y tiempo adicional de construcción entre otros.

Francisco Gamboa, director de la Cámara de Industrias, aplaudió la posición de APM Terminals al reconocer los atrasos en la finalización de la obra.

"A Costa Rica le urge desde hace muchos años tener una terminal portuaria como será la Terminal de Contenedores de Moín, desarrollada por una empresa líder global en la materia como APM, que está comprometida con el país. 

"Pero así como urge tenerla, también requerimos que sea de clase mundial, por lo que rescatamos y aplaudimos la actitud responsable y realista de APM Terminals al anunciar una nueva fecha de finalización de la obra, tras lo cual asumirá los costos del atraso por lo que no habrá un impacto económico adicional para las empresas y los consumidores", expresó.

La empresa comenzó las obras en enero del 2015 con la construcción de un rompeolas de 1,5 metros de altura y un  dragado de 16 metros de profundidad.