Última Hora

Los resultados llegaron de Estados Unidos y ya están en manos del Calderón Guardia.

Una mujer de 53 años, vecina de Aserrí, no tiene la enfermedad de Creutzfeld-Jakob, un padecimiento neurológico muy contagioso causado por una proteína llamada prión.

La paciente permanece internada en el hospital Calderón Guardia.

Los médicos empezaron a sospechar de la enfermedad, porque presentaba síntomas de demencia aún muy joven. Por ahora, el diagnóstico no está claro.

Hace algunas semanas, la paciente fue operada en el hospital San Juan de Dios. Las sospechas de la enfermedad contagiosa obligaron a cerrar los quirófanos para su desinfección.