Última Hora

Los alumnos del Centro de Enseñanza Especial de Santa Ana reciben lecciones en una infraestructura que está en pésimas condiciones.

El lugar está en muy mal estado y sus padres temen que les suceda algo.

Cuando llueve se inunda, el sistema eléctrico es malo, es muy pequeño y hay poca seguridad.

A ellos se les construyó un nuevo edificio. Soñaban con empezar el curso lectivo en ese lugar, pero hasta el momento no es posible.

Este centro educativo forma parte de un convenio que realizó el Ministerio de Educación Pública (MEP) con el Banco Nacional para la construcción de 56 centros educativos.

En el banco respondieron por medio de un correo que no han recibido la obra pues existen trabajos pendientes por completar.

En la constructora encargada aseguran que terminaron con lo establecido en el contrato desde el 31 de octubre del año pasado.

De igual manera en el Banco Nacional mencionan que buscan alternativas junto con el MEP para que los estudiantes reciban clases en este lugar pronto.

El valor de la obra supera los 2 mil millones de colones.