Última Hora

El gobierno de la República junto a alcaldes de la Zona Norte y diputados, se reunieron este viernes en Casa Presidencial debido a la situación de emergencia por el COVID-19.

Acordaron que a partir de ahora las acciones para el combate a la pandemia serán conjuntas.

Mientras esto ocurre, la comunidad de Santa Rosa de Pocosol se lanzó a la calle en protesta por la apertura de un albergue para pacientes con COVID-19.

De hecho, ahí fueron llevados la madrugada de este viernes 17 nicaragüenses que viajaban en el cajón de un camión, los habían contratado para trabajos en una plantación de yuca.

Ocho de esos nicaragüenses son casos confirmados de COVID-19 quienes incumplieron la orden sanitaria de aislamiento.

Los vecinos consideran que son necesarios los albergues, pero aseguran que deben instalarse en las afueras de la comunidad.

Los nicaragüenses contagiados que ahora están en el hotel en Santa Rosa de Pocosol, estaban viviendo en Los Ángeles en Peñas Blancas de San Ramón, pueblo cercano a Los Ángeles de La Fortuna, principal foco de contagio.

Los nicaragüenses trabajaban en las empacadoras de raíces y tubérculos que están intervenidas.

Este viernes por la tarde concluyeron las pruebas a los trabajadores de esas empresas.

Se hicieron un total de 252 pruebas, 56 trabajadores resultaron postigos en las empresas Bajo Cero, 2 en la empacadora ByC y uno en Ágrical.

Es decir, que el total de pacientes con COVID-19 es de 59 aunque hay familiares y allegados que han dado positivo.

En este momento en el distrito de La Fortuna, principal foco de contagio, hay 88 casos activos donde están incluidos los trabajadores de las empacadoras.

En la Zona Norte, San Carlos tiene 126 casos activos 88 de los cuales, concentrados en Los Ángeles de La Fortuna, Upala 40 casos y Los Chiles 13.