Última Hora

Algunos casos son más peligrosos que otros, las agresiones contra los oficiales de Tránsito van desde los golpes hasta intentos de atropello.

Este año se han presentado varios casos, en Coronado un oficial fue agredido por 20 taxistas formales y días atrás un peatón hizo lo mismo en Barrio Tournón.

Los conductores o peatones que atenten contra la integridad de los cuerpos policiales son remitidos al Ministerio Público.

La mayoría de los casos se da por desobediencia a la autoridad, o bien porque los conductores se niegan a identificarse ante los oficiales.

La ley establece de 5 a 30 días multa cuando se obstaculiza el trabajo de los oficiales, pero en casos donde media la violencia se podría sancionar con prisión.