Última Hora

Xinia Castillo es una adulta mayor que en los últimos cinco años ha vivido en las calles de Cristo Rey: estaba postrada en una colchoneta y no caminaba; pero este lunes, tras un gran esfuerzo, logró caminar nuevamente. 

“La vanidad de Xinia de demostrar que podía hacerlo y lo está logrando. Esto es prueba de que Dios existe y puso una persona en mi camino”, dijo la señora después de dar sus primeros pasos.

Ella es parte del campamento de “Chepe se Baña”, una asociación sin fines de lucro que ayuda a los habitantes de calle.

Este miércoles en San José inauguraron cuatro albergues que hospedarán a más de 226 indigentes. Entre esos está el Centro Recreativo Municipal de Pavas, a cargo de la organización "Chepe se Baña". 

Este lugar cuenta con capacidad para acoger a 30 indigentes adultos mayores.

Después de ocho días de estar ahí, Xinia Castillo agarró fuerzas y se levantó de su silla de ruedas; esto a pesar de tener varios problemas de movilidad en sus piernas.

“Estuve cinco años durmiendo en una acera y hoy estoy cumpliendo ocho días de estar aquí. Gracias a Dios, a Mauricio Villalobos y a la Municipalidad de San José; no caminaba y ahora estoy dando pasos. Por eso les digo, las manos que dan nunca van a estar vacías”, expresó Castillo.

En este albergue los adultos mayores en condición de calle reciben alimentación, atención de estilistas, servicio de lavandería y valoraciones médicas, incluidas pruebas de COVID-19 y de sustancias psicoactivas.

Cuando Xinia fue recogida de la calle le dijo a Mauricio Villalobos, fundador de “Chepe se Baña”, que necesitaba darle el número de teléfono de su hijo para que él supiera que ella iba para el campamento.

“Se me abrieron las puertas que yo estaba necesitando”, acotó.

El campamento estará abierto por los próximos tres meses, mientras se atiende la emergencia nacional causada por el nuevo coronavirus.