Última Hora

816 vacunados en el cantón de La Unión, Cartago, pidieron una prueba de anticuerpos a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La cifra representa un 56% de los atendidos por el funcionario sospechoso de la "falsa vacunación" a un adulto mayor.

"Este grupo descartó haber presentado alguna de las reacciones leves ante la vacuna ni reportó haber tenido COVID-19 después de asistir al vacunatorio, pero optó por solicitar el examen de anticuerpos ante la inseguridad causada por la difusión del caso investigado", explicó la CCSS en un comunicado.

En total, la institución contactó a 1.457 vecinos de La Unión. El restante 44% (641 usuarios) manifestaron estar satisfechos con la vacunación. Entre ellos hay 72 que se hicieron las pruebas en laboratorios privados: los resultados revelaron que sí tienen anticuerpos.

"Lamentablemente un grupo de 56 personas no pudo ser contactado, pese a las múltiples llamadas a los teléfonos registrados en el EDUS. El área de salud tratará de hacer la búsqueda presencial como último recurso para establecer contacto", agregaron las autoridades.

Segunda fase

Las 816 personas que solicitaron la prueba de anticuerpos quedaron en lista: la CCSS los contactará para agendarles una cita y tomarles la muestra de sangre. 

Los funcionarios les explicaron que el resultado de ese examen no es del todo confiable, pero puede ayudarles a tener más tranquilidad en tiempos de pandemia.

"El resultado del examen informará si hay anticuerpos 'presentes' o 'ausentes' y se les explicará qué significado tiene eso, pues el interesado habrá de considerar cuestiones médicas pocas veces difundidas a nivel general, que ameritan una reflexión reposada, sin saltar a una conclusión rápida, para determinar el siguiente paso", indicó la CCSS.

El último escenario, si así lo recomiendan los médicos, podría ser la aplicación de una dosis de refuerzo.