Última Hora

Cada día al menos una mujer en Costa Rica debe escapar junto a sus hijos e hijas de su casa para alejarse y protegerse ante casos de violencia doméstica.

Esta es la realidad que vive el país en los últimos años, según datos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu).

Solamente en 2018, 24 mujeres fueron víctimas de feminicidio a mano de sus esposos, exparejas o compañeros sentimentales.

La situación es aún más preocupante cuando se analiza en los últimos 10 años, pues la cifra alcanza las 292 muertes.

La campaña #Elegíhablar busca alentar a las mujeres a buscar ayuda de inmediato ante cualquier tipo de agresión física, sexual o emocional que suceda dentro de sus casas y así evitar situaciones lamentables que podrían acabar en más muertes.

Entre el 2012 y el 2017 se solicitaron 286.597 medidas de protección a los juzgados, la mayoría, hechas por mujeres; no obstante, hay un gran número de casos que no se conocen.

El llamado se hace también a amigos, vecinos y familiares para que alerten sobre situaciones de riesgo.