Última Hora

120 mujeres que por años se han dedicaron a pelar camarones en Puntarenas se capacitaron en el manejo de habilidades blandas.

Al enfrentar la crisis pesquera, se quedaron sin trabajo, y debieron luchar contra situaciones de pobreza extrema y emocionales. El objetivo de la iniciativa fue mejorar su autoestima y generar condiciones para el desarrollo personal por medio del aprendizaje de habilidades blandas.

El proyecto de empoderamiento y nuevas formas de aprendizaje se llama “El poder de mí misma: mujeres mirando al mar”, duró un año y fue desarrollado por la fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano.

Este ciclo lo cerraron con una exposición de fotografías realizada por ellas mismas.

La muestra fotográfica se inauguró este viernes 26 en El Capitán Moreno, sobre el Paseo de los Turistas y es parte del proyecto de empoderamiento y atención psicosocial, que ejecutó durante un año la Fundación Arias, con la cooperación de Australian AID.

“Hoy tenemos un grupo de mujeres que ven la vida con otros ojos, más seguras y empoderadas, que se saben capaces de hacer otras labores más allá de la práctica de pelar camarones, donde han permanecido por años invisibilizadas y explotadas. Se saben capaces de hacer nuevas cosas con sus vidas y de aprender nuevas habilidades para mejorar su futuro”, explicó la directora ejecutiva de la Fundación Arias para la Paz, Lina Barrantes Castegnaro.

Además de un certificado de participación de las estudiantes porteñas recibieron un libro donde fueran impresas sus mejores fotografías durante el curso, como un recuerdo de su logro.