Última Hora
Por José Ernesto Herrera

En realidad no son cavernas como tal, pero todo el mundo las conoce así, por eso las llamaremos de esta manera.

El asunto es que sobre el río Parismina se desprende un cañón de unos 50 metros que hace el río místico y hasta tenebroso.

En la travesía de Ernesto descubriremos este lugar paradisíaco, de agua deliciosa, fría pero contagiosa.

Le retaremos a nadar por la poza que nos lleva a otra catarata y también a deslizarse por el un tobogán natural.

Qué necesita para llegar hasta acá:

-Vehículo alto.

-Medio día.

-En el lugar hay vecinos quienes venden alimentación.

-No requiere condición física pues el trayecto es corto en caminata.

-El costo es de 8 mil colones con desayuno o almuerzo.

-Número de teléfono: 8429-7620

 

Tags