Última Hora

Durante los últimos dos años, los niños de San Ramón y toda la zona de Occidente han puesto de su parte para cuidar al Planeta. Juntos han logrado recopilar más de dos toneladas de tapitas. 

Esto forma parte del proyecto Dona tapa. El material recolectado llega hasta la empresa IPP, encargada de transformarlo en madera plástica y productos con vida útil de mas de 500 años.

En el proyecto también participan instituciones de la zona y comercios, quienes han hecho posible que residuos como estos sean reutilizados y no terminen en nuestros mares.