Última Hora

Acá hay alegría, chota, risas y sobre todo, mucho sabor. 

Se trata de una mesa a un costado del parque, donde todas las mañanas se reúne un grupo de amigos a platicar y jugar dominó.

Su vida ya es de pensionados y si usted le dice que es la mesa de las palomas caídas, se le enojan.

 

Tags