Última Hora

En el centro de Guápiles cada mañana un alegre naranjero recibe con sus jugos, sus rancheras y su Alegría a todos los vecinos.

Se trata de Marvin Madrigal, quien hace poco más de 10 años dejó la vida en San José siguiendo un consejo de su abuelo, y asegura que fue una de las mejores decisiones que ha tomado.

En Guápiles encontró amigos y una opción de trabajo para salir adelante. Repase su historia completa en el vídeo adjunto.