Última Hora

En el Humo de Pejibaye, muy cerca de las montañas, nos topamos a don Nicomedes Antonio Cordero, una persona adulta mayor de Jiménez caracterizado por su energía y descendencia. Imagínese que tiene 14 hijos, 62 nietos, 112 bisnietos y 10 tataranietos.

Es oriundo de Santa Cruz de Turrialba, pero desde niño llegó al pueblo que ahora es su hogar. Todavía trabaja las tierras y le encanta recorrer las montañas a caballo.