Última Hora

Este pequeñín es el niño prodigio de las ventas.

No llega ni a los 10 años y desde ya le vende a uno lo que sea, eso sí, ahorita está enfocado en el negocio de la familia: deliciosos sazonadores. Por favor vea qué carga es el chiquito.