Última Hora

Don Isidoro dejó la ciudad para internarse en la montaña. 

Vive en Guanacaste, acompañado de animales y naturaleza. Él decidió dejar atrás el trabajo y la vida citadina para ganar paz y felicidad.

No se pierda los detalles en el video adjunto.