Última Hora

Su nombre es Ana Campos, tiene 32 años y desde pequeña es fue diagnosticada con retinosis con la que luchó hasta los 25 años, cuando la ceguera llegó al 100%.

Como sí eso no fuera poco, hace dos años combatió la enfermedad más complicada que ella pudo imaginar, un cáncer de estómago que terminó ganando al quitarle este órgano y dejar conectado el esófago con el intestino. De ahí le extrajeron 40 ganglios que amenazaban su vida.

Hoy ella es una feliz madre de un pequeño de 8 años y dentro de exactamente dos materias, terminará de estudiar lo que ha llevado durante los últimos 6 años: psicología.

Conozca más de su historia en el siguiente enlace.