Última Hora

El cierre de la primera mitad entre Costa Rica y Honduras en el inicio de la Copa Oro, terminó bastante caliente y hasta hubo golpes al ingreso del camerino. 

Justo con el pitazo final, el intercambio verbal y los roces comenzaron dentro del terreno de juego en ambos banquillos con Alejandro Larrea, asistente de la Tricolor, y el banco hondureño dirigido por Jorge Luis Pinto. 

Ya al ingreso de los camerinos el tumulto y el desorden tomaron la entrada y el cuerpo arbitral tuvo que intervenir para que la situación no pasara a más.