Última Hora

El volcán Calbuco -en el sur de Chile- registró dos violentas y sorpresivas erupciones en menos de siete horas y obligó la evacuación de casi 5.000 personas, alcanzando con sus cenizas el suroeste de Argentina y sembrando el nerviosismo en las poblaciones cercanas.

Imágenes dantescas de la gigantesca columna de gases y expulsión de material incandescente se repetían una y otra vez en los canales de televisión locales que también mostraban la llegada de las cenizas a suelo argentino.

"Las cenizas pueden generar estropicios en los campos, animales forrajes, puentes, caminos, el trabajo, el turismo y sin duda la salud", advirtió la presidenta de Chile Michelle Bachelet.

En la ciudad argentina de Bariloche, 1.630 km al sur de Buenos Aires, se habían tomado ya medidas de emergencia ante la llegada de ceniza.

La Dirección de Defensa Civil de Bariloche, que se encuentra a 100 km del volcán, resolvió la suspensión de clases para este jueves y la suspensión de turnos regulares de los centros sanitarios para atender únicamente cuestiones vinculadas con la emergencia.

Chile tiene unos 90 volcanes activos, de los cuales el Calbuco es considerado uno de los más peligrosos.