Última Hora

Una fiesta infantil que se llevaba a cabo en el zoológico Scales and Tails, en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, por poco y termina en tragedia luego de que el animal mordiera y atrapara la mano de su cuidadora.

El hecho ocurrió el pasado 14 de agosto y quedó grabado en la cámara de uno de los visitantes.

Theresa Wiseman y su esposo, Donnie Wiseman, se encontraban entre los presentes grabando el momento cuando la entrenadora Lindsay Bull iba a mostrarles cómo alimentaba al caimán.

Sin embargo, tras un ligero descuido, Darth Gator, nombre del reptil, aprisionó con sus fauces la mano de Lindsay.

“Cuando te atrapa tienes dos opciones, puedes intentar liberar tu brazo, pero te lo arrancará, o puedes meterte al agua con él y tendrás un chanche de no perderlo”, dijo Bull a la cadena CNN.

En el video subido por la misma Theresa a sus redes sociales y cortesía de Storyful, se aprecia cómo los niños se acercan y ocurre el incidente.

Algunos menores se quedaron inmóviles mientras que otros comenzaron a gritar asustados, los padres los alejaron de la escena hasta que aparece el héroe, Donnie, esposo de Theresa, quien sin pensarlo dos veces se abalanza sobre la espalda del enorme reptil para sujetarlo.

Tras un par de minutos, Darth Gator soltó el brazo de la cuidadora.

A pesar de estar herida, la joven tuvo la tranquilidad suficiente para dar instrucciones a Wiseman sobre cómo soltar al animal y salir con vida.

Bull recibió ayuda médica de una de las visitantes quien tenía conocimientos en primeros auxilios mientras llegaba la ambulancia que la trasladaría al hospital, según indicaron los medios locales.

“¡Tengo el marido más maravilloso y valiente que jamás haya existido! ¡Te quiero mucho Donnie Wiseman y me alegro de que estés bien!”, publicó su orgullosa esposa en Facebook junto al video.

Por su parte, el zoológico Scales and Tails posteó en sus redes sociales el incidente y agradeció la labor de Donnie, quien ayudó a que la colaboradora no perdiera su brazo, además explicaron que el caimán no será sacrificado y que analizarán los protocolos de seguridad para evitar que esta situación se repita.

Lindsay se encuentra recuperándose positivamente en el centro médico.