Última Hora

Londres, Reino Unido | El Manchester United (2º) solo pudo empatar (1-1) en la cancha del penúltimo, el West Bromwich Albion, este domingo en la 24ª jornada inglesa, lo que permite que el líder Manchester City amplíe su ventaja en lo alto de la tabla.

Los jugadores dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer ven alejarse semana a semana sus sueños de título, con tres empates en sus cinco últimos partidos.

Guardan la segunda posición con respecto al Leicester (3º) porque tienen una mejor diferencia de goles, pero están a siete puntos de los Citizens, que además jugarán esta semana contra el Everton un partido atrasado, lo que podría llevar su ventaja a diez en caso de victoria.

En el estadio del penúltimo, que tiene la peor defensa del campeonato, el United no entró bien al partido, quedando por detrás en el marcador tras diez minutos de juego.

En un centro sin aparente peligro, Victor Lindelof no pudo ante la determinación de Mbaye Diagne, cedido en el mercado de enero por el Galatasaray, cuyo cabezazo engañó al arquero David De Gea.

Los Red Devils se han visto por detrás en el marcador este curso en 12 ocasiones, remontando y ganando 7 de estos duelos.

Esta vez no vencieron, pero al menos lograron empatar, con un remate de volea con la tibia del imprescindible Bruno Fernandes, poco antes del descanso (44), tras un centro de Luke Shaw.

Un empate y gracias, porque Diagne tuvo las opciones para marcar la diferencia y dar los tres puntos a un West Brom en dificultades, que ha ganado solo dos partidos en 24 fechas disputadas y 7 puntos de los últimos 42 posibles.

En el otro partido disputado este domingo el Southampton (13º) cayó en su casa (2-1) ante el Wolverhampton (12º).