Última Hora

El tifón Phanfone afectó este martes, víspera de Navidad, el centro del archipiélago de Filipinas, donde las autoridades pidieron a miles de personas que evacuaran sus hogares.

Phanfone, que pasó de ser una tormenta tropical a un tifón, alcanzó la isla de Samar con ráfagas de 150 km/h sin causar heridos hasta el momento.

Las regiones costeras de la zona, así como las que podrían estar inundadas o sufrir desprendimientos de tierras, fueron evacuadas este martes, según las autoridades, que no pudieron dar cifras.

"Algunas familias dudan en evacuar porque desean celebrar Navidad en sus hogares, pero los funcionarios locales las obligarán a marcharse si se niegan a tener en cuenta nuestras advertencias", declaró anteriormente a la AFP Reyden Cabrigas, responsable regional de Defensa civil.

Cabrigas explicó desde Tacloban que se están llevando a cabo evacuaciones. "Nuestro objetivo es no tener víctimas", destacó.

Por otra parte, miles de personas quedaron bloqueadas en los puertos debido a la interrupción de las conexiones marítimas en las regiones arrasadas por esta tormenta.

Más de 21.000 pasajeros de transbordadores que intentaban regresar a casa durante las vacaciones navideñas quedaron bloqueados en puertos de este archipiélago de gran mayoría católica, precisaron los guardacostas.

También se suspendieron docenas de conexiones aéreas internas.

La ciudad de Borongon, situada en la costa oriental de la isla de Samar, será probablemente la más afectada.

Phanfone sigue la misma trayectoria que el tifón Haiyan, el más devastador registrado en el país, que causó más de 7.300 muertos y desaparecidos en 2013, afectando especialmente a la ciudad de Tacloban.

Los servicios meteorológicos filipinos indicaron que Phanfone, que significa "animal" en laosiano, barrerá Filipinas entre el martes y el jueves por la mañana. Los vientos podrían alcanzar a los 120 km/h.