Última Hora

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, candidato a un segundo mandato, dijo el jueves oponerse a que se cambien las reglas de los debates electorales con su rival demócrata Joe Biden, después de un primer duelo verbal caótico transmitido por televisión.

Los organizadores de los debates presidenciales en Estados Unidos anunciaron el miércoles que se necesita una "estructura adicional" para "asegurar una discusión más ordenada", haciendo referencia al desastre ocurrido el día anterior en Cleveland (norte).

Pero Trump no está de acuerdo.

"¿Por qué iba a permitir que la Comisión de Debates cambie las reglas del segundo y tercer debate cuando yo gané holgadamente la última vez?", tuiteó.

Trump se ha declarado ganador varias veces, citando encuestas no identificadas. En cambio, las encuestas realizadas por medios estadounidenses han sugerido lo contrario, dando a Biden la superioridad en el debate, a casi un mes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

De su lado, Biden -que en un momento acalorado del debate le dijo a Trump "¿Te vas a callar?"-, aseguró que estaba dispuesto a silenciar los micrófonos si eso ayuda a la audiencia, argumentando que considera "apropiado" que cada candidato "tenga la oportunidad de responder completamente" a las preguntas que le plantean.

Los republicanos, los demócratas e incluso el moderador de la noche, el periodista Chris Wallace de Fox News, coincidieron en forma casi unánime en que el debate de 90 minutos fue desagradable y fuera de control.

"Nunca imaginé que se descarrilaría de esa manera", dijo Wallace al diario The New York Times.

El segundo debate presidencial -en el que la audiencia podrá hacer preguntas- está programado para el 15 de octubre en Miami (sureste) y el tercero para el 22 de octubre en Nashville (centro-este).

Entre los posibles cambios que se discuten para ayudar a los moderadores, está el permitirles apagar el micrófono de un candidato, con la intención de prevenir interrupciones y arrebatos. Pero los observadores del debate señalan que aún así, un candidato podría interrumpir a gritos al otro.

El debate de Cleveland mostró a Trump y Biden interrumpiéndose e insultándose repetidamente, con el presidente haciendo los comentarios más escandalosos y fuera de lugar.

El asesor principal de Trump, Jason Miller, dijo a periodistas que la Casa Blanca percibe a la comisión bipartidista de debate como un órgano hostil, compuesto por "monstruos del pantano".

Y la portavoz de Trump, Kayleigh McEnany, dijo que el mandatario "no quiere reglas que cubran la incapacidad de cierto candidato para desempeñarse bien".