Última Hora

Violentos vientos y fuertes lluvias provocados por el temporal Elsa golpearon la península ibérica la noche del jueves al viernes y dejaron al menos cuatro muertos en España y Portugal.

La mañana del viernes, las conexiones marítimas entre Marruecos y España en el Estrecho de Gibraltar fueron interrumpidas por el mal tiempo.

España, Portugal y la costa atlántica de Francia se preparaban para volver a recibir tormentas con la llegada el sábado de una nueva borrasca bautizada Fabien.

En Portugal, un hombre murió en un accidente provocado por la caída de un árbol en una carretera en la región de Setubal, 50 al sur de Lisboa, mientras que un segundo falleció al derrumbarse una vivienda en el distrito de Viseu, 300 km al norte de la capital.

En la misma región un tercer hombre fue dado por desaparecido y los servicios de emergencia temían que hubiera sido arrastrado por la corriente de un río cuando circulaba en su tractor por una ruta que se derrumbó parcialmente.

En España, un hombre fue sepultado por un desprendimiento de tierra en las montañas de Asturias, al norte del país, donde se registraron ráfagas de viento de hasta 160 km/h. Otro hombre murió cuando un muro que se desplomó en un parque en Santiago de Compostela (noroeste).

La calma relativa de este viernes será de corta duración. Fabien es esperado el sábado en Portugal, con previsiones de abundantes lluvias y vientos que podrían alcanzar los 120 km/h en regiones montañosas.

De todas maneras, el impacto de este segundo temporal debería ser menos intenso, precisó el instituto meteorológico portugués.