Última Hora

El Kremlin expresó el viernes su preocupación por el creciente número de víctimas civiles en Birmania, donde la junta reprime a los manifestantes que protestan contra el reciente golpe militar.

"Estamos preocupados por las informaciones procedentes de allá y que indican que hay un creciente número de víctimas en el seno de la población civil", declaró Dmitri Peskov, portavoz de la presidencia rusa.

Peskov calificó de "alarmante" la situación del país, tras una jornada del jueves en la que nueve manifestantes resultaron muertos.

Estas declaraciones suponen un endurecimiento del tono de Moscú, dos días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara "con firmeza" la represión contra los manifestantes y que China pidiera una "desescalada" y "diálogo" en Birmania.