Última Hora

Rusia puso en órbita este lunes 36 nuevos satélites del operador británico Oneweb, que está desplegando una constelación para brindar internet de alta velocidad en cualquier parte del mundo.

El cohete Soyuz-2.1b despegó con éxito a las 01H14 de Moscú (10H14 GMT) desde el cosmódromo ruso Vostochni en el Lejano Oriente, dijo la agencia espacial rusa Roscosmos en un comunicado.

"Todos los satélites se han colocado con éxito en las órbitas elegidas y están bajo control del cliente", añadió.

Este es el segundo lanzamiento de satélites OneWeb este año, el anterior tuvo lugar el 25 de marzo con 36 satélites colocados en órbita.

En 2019 y 2020 ya hubo otros lanzamientos.

Oneweb, propiedad del gobierno británico en asociación con la multinacional india Bharti, prevé una red internet global operativa a finales de 2022 gracias a una constelación de 650 satélites en órbita.

Según un contrato con la empresa europea Arianespace confirmado en septiembre de 2020, 16 lanzamientos de Soyuz, entre diciembre de 2020 y finales de 2022, terminarán de instalar la constelación de satélites de OneWeb.

Actualmente existes varios proyectos de constelaciones de satélites para proporcionar una red de internet global.

El multimillonario estadounidense Elon Musk, jefe de la empresa espacial SpaceX, ya ha puesto en órbita a tal efecto mil satélites para crear la red Starlink.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, tiene un proyecto similar llamado Kuiper.

El lanzamiento del lunes tuvo lugar desde el cosmódromo de Vostochni, cuya construcción en Rusia se ha visto salpicada de innumerables escándalos de corrupción y retrasos.

Ubicada en el Lejano Oriente, cerca de la frontera con China, esta base de lanzamiento reemplazará en el futuro a la de Baikonur que Moscú alquiló a Kazajistán desde la caída de la Unión Soviética en 1991.