Última Hora

David Johnson, gobernador general de Canadá, está en el blanco de las críticas en Inglaterra porque le agarró el codo a la reina Isabel II, informan medios de prensa internacionales.

El hecho ocurrió el pasado 19 de este mes cuando Johnson salía de una reunión con la reina en el marco de los 150 años de la fundación de Canadá, una de las naciones integrantes de la Mancomunidad de Naciones, conocida en inglés como Commonwealth.

Numerosos videos muestran cómo el representante de la corona británica en la nación norteamericana le toma ligeramente el codo a la nonagenaria reina al momento de bajar unas gradas.

Aunque el sitio web oficial de la familia real indica que "no hay códigos de conducta obligatorios para quien se reúne con la reina o algún otro miembro de la familia real", se sugiera la importancia de que los invitados conserven las "formas tradicionales".

"Los hombres saludan agachando la cabeza mientras que las mujeres deben hacer una pequeña reverencia. Hay quienes prefieren simplemente dar la mano en la forma habitual", dice el sitio web.

Aunque en el Reino Unido es bien sabido que nadie debe tocar a la reina o algún miembro de la familia real a menos que ellos lo hagan saber.

"Soy consciente del protocolo y lo rompí porque la alfombra era resbaladiza y temía que la reina se tropezara", justificó Johnson al canal canadiense de noticias de CBC.

Este no es el primer funcionario internacional que no sigue "las normas tradicionales" a la hora de visitar a la reina.

En 1992, el entonces primer ministro australiano Paul Keating le colocó su mano alrededor de los hombros de soberana.

En 2004, el entonces presidente francés Jacques Chirac tocó a la reina en una visita que ella hizo a un mercado de París. 

Los medios internacionales, sin embargo, indican que Isabel II se mostró más que afable con el contacto que tuvo con Barack y Michelle Obama, en el 2012, cuando ambos la visitaron el Palacio de Buckingham.

Ella se sintió más que cómoda con la presencia del entonces presidente estadounidense y su esposa.