Última Hora

El presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, declaró este jueves que el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones entre su equipo y el FC Barcelona no debería jugarse en España, donde nuevos casos de coronavirus han aparecido. 

"Escucho mucha confusión y miedo procedente de España y actúan como si no fuera nada", lamentó el italiano.

"¿Qué hay que hacer para decir 'no vayan a Barcelona sino más bien a Portugal, Alemania o Ginebra?'", añadió. 

Tras el empate (1-1) del partido de ida, Barcelona debe recibir a Nápoles el 8 de agosto en el Camp Nou. El vencedor jugará después en cuartos de final en Lisboa, en Portugal. 

"Si han decidido que la Liga de Campeones se juegue en Portugal y la Europa League en Alemania, pienso que podemos ir a Portugal o a Alemania para los octavos de final. No entiendo la razón por la cual nos tendríamos que quedar en una ciudad que presenta grandes problemas", insistió Aurelio De Laurentiis.