Última Hora

Londres, Reino Unido | El puesto de Ole Gunnar Solskjaer como entrenador del Manchester United parece más amenazado que nunca después de que los Red Devils fueran de nuevo goleados este sábado, 4-1 en su vista al Watford, en una 12ª jornada de la Premier League en la que el Chelsea se consolida como líder.

Con esta nueva derrota, la quinta en 12 jornadas disputadas, el United se aleja cada vez más de la cabeza de la Premier League, sumando 17 puntos, 12 menos que el Chelsea, el líder que este sábado se impuso por 3-0 en su visita al Leicester.

Carente de combatividad, tanto en defensa como en ataque, el United fue superado por completo por un Watford (16º) que se adelantó con dos goles en la primera parte, obras de Joshua King (28) e Ismaila Sarr (44) y sentenció en el tramo final del partido con los tantos de Joao Pedro (90+2) y Emmanuel Deninis (90+5).

El holandés Donny van de Beek redujo diferencias al comienzo de la segunda parte (50), pero el equipo de Solskjaer nunca dio la impresión de poderse llevar algo positivo de su visita a la periferia londinense y menos cuando se quedaron con 10 por la expulsión del central Harry Maguire (69) poco después del tanto visitante.

- Juego "bochornoso" -

"No hay mucho que decir. Es bochornoso ver al United jugar así", admitió el arquero español David de Gea, que detuvo dos penales a Sarr (después de tener que repetirse el primero) al comienzo del partido.

"No es aceptable la manera en la que estamos jugando. Es fácil criticar al entrenador y al cuerpo técnico, pero a veces somos los jugadores. Tenemos que mostrar mucho más de lo que estamos haciendo", añadió el internacional español en defensa de su técnico, que no pareció preocupado por su futuro.

"Sigo trabajando para el club de la manera como lo he hecho durante 18 años. Estamos en una mala racha y en una posición delicada, pero esto es fútbol", declaró Solskjaer antes de pedir perdón a los aficionados "porque sé lo que sienten".

La derrota llega en un momento crucial de la temporada para el United, que el martes jugará contra le Villarreal un partido decisivo para su continuidad en la Liga de Campeones y que en las dos próximas fechas de la Premier League jugará contra el Chelsea y el Arsenal, uno de los equipos más en forma (5º).

El Chelsea se consolidó como líder del campeonato inglés con una victoria sin objeción 3-0 en Leicester.

El alemán Antonio Rüdiger, de cabeza tras un córner, abrió el marcador en el minuto 14, antes de que el francés N'Golo Kanté doblase la ventaja con un zurdazo desde la frontal, con 28 minutos de juego disputados.

A pesar de una tímida reacción de orgullo del Leicester en el segundo tiempo, fue el Chelsea el que volvió a marcar, por medio del estadounidense Christian Pulisic (71).

- Gerrard debuta con triunfo -

Con 29 puntos, tiene seis más que el Manchester City y el West Ham, que perdió la ocasión de colocarse segundo al perder 1-0 frente al Wolverhampton (6º).

En otros encuentros del sábado, el Aston Villa (15º) derrotó por 2-0 al Brighton (8º) en el debut en el banquillo 'villano' de Steven Gerrard, y el Norwich (19º) superó al Southampton (13º).

Con esta victoria, gracias a dos goles en los últimos minutos (Ollie Watkins en el 84 y Tyrone Mings en el 89), el Aston Villa escapa por ahora de las posiciones de descenso.

Mientras, los encuentros Burnley-Crystal Palace y Newcastle-Brentford acabaron en ambos casos con empate a tres goles, un punto que no impide al Newcastle cerrar la tabla de clasificación apenas unas semanas después de que el club fuera adquirido por un fondo saudita.