Última Hora

El Partizán de Belgrado, capital de Serbia, logró su título 27 en la historia de ese país y los 30 mil aficionados presentes en el Stadion Partizana celebraron el título formando un espectacular óvalo de fuego en los alrededores de la grada.

El estadio parece incendiarse dejando unas espectaculares imágenes que pocas veces se pueden observar en el fútbol.

En algunos estadios el uso de pólvora o bengalas es completamente prohibido, pero esto no evitó que Partizán celebrará de esta forma, e incluso las grandes columnas de humo y fuego se lograron observar desde distintos puntos de la ciudad, según informaron medios internacionales.

Partizán derrotó 5-0 al Mladost Lucani y lograron empatar en trofeos al Estrella Roja, convirtiéndose así en las dos instituciones más ganadoras de la competición.