Última Hora

"No le tengo miedo a la vacuna", asegura el panameño Miguel Saldaño desde su vehículo, tras recibir como voluntario la primera dosis de AstraZeneca contra el covid-19, un inmunizante bajo observación mundial por inusuales casos de coágulos en algunos pacientes.

Saldaño acudió este jueves hasta el estadio Rommel Fernández, en Ciudad de Panamá, en cuyos alrededores se han instalado varios centros para la vacunación con este fármaco.

El primero en recibir la dosis de AstraZeneca en Panamá fue el vicepresidente José Gabriel Carrizo, al que acompañaron varios ministros, en un intento del gobierno por transmitir confianza a la población, en medio de temores surgidos respecto de esta vacuna de la firma anglo-sueca.

"Estamos vacunándonos con la primera dosis de AstraZeneca, dándole la garantía al pueblo panameño de que este gobierno está trayendo vacunas que son seguras y efectivas", manifiesta Carrizo.

En Panamá podrán vacunarse de forma voluntaria con AstraZeneca los hombres mayores de 30 años y mujeres con más de 50. Quienes lo hagan, no tendrán que esperar a su respectiva fase.

Para tal fin el gobierno habilitó esta semana la inscripción virtual, que llenó rápidamente los 18.000 cupos disponibles. Según cifras oficiales, en esta primera jornada fueron vacunadas más de 700 personas con este fármaco.

"Principalmente (me vacuno) por mi familia, y ya estoy cansado de esto, quiero salir ya un poco más, estar un poco más tranquilo, no estar tan preocupado que puedo contraer el virus", indica Saldaño, de 38 años.

"En verdad no le tengo miedo a la vacuna, apenas dijeron que iban a ponerla a voluntarios de una vez (me inscribí), igual que toda mi familia", agrega.

"Si Ángela Merkel se la puso..."

Con casi 362.000 casos acumulados y cerca de 6.200 muertos, Panamá es el país de Centroamérica con más contagios por covid-19.

Sin embargo, tras duras cuarentenas, el país ha logrado en los dos últimos meses bajar considerablemente el número de muertos e infectados por la pandemia.

Ahora, el país recibió el primer lote de 36.000 dosis de AstraZeneca, vía el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud, para continuar su campaña de vacunación.

Desde el 20 de enero, se han aplicado más de 575.000 dosis de la vacuna de Pfizer a médicos, enfermeras, policías, embarazadas y a mayores de 60 años, principalmente, en la zona metropolitana de la capital.

La vacunación contra el covid-19 en Panamá se desarrolla por cita e implica cuatro fases, que van en función de la edad, profesión, condición de salud y lugar de residencia.

Pero para los voluntarios de AstraZeneca la vacunación es casi inmediata y sin necesidad de ser paciente de riesgo.

Las autoridades buscan así promocionar la aplicación de esta vacuna, cuyo uso ha sido suspendido en Dinamarca y es causa de temores por los raros casos de trombosis presentados en algunos pacientes inoculados en el mundo.

"El gobierno abrió (inscripciones voluntarias) de 30 años en adelante, y me apunté, punto. Me da igual qué vacuna es, ¿el tema es vacunarse, no?", dice Alex, de 36 años, tras ser inyectado.

El panameño Rolando Domingo, de 56 años, lo tiene claro: si la canciller alemana Ángela Merkel se vacunó con AstraZeneca, el medicamento tiene que ser seguro.

"Si Ángela Merkel se la puso, yo entonces ¿soy más importante o imprescindible para el mundo que Ángela Merkel?", afirma Domingo a la AFP.

Buena aceptación

"La población está recibiendo en positivo lo de la vacunación con AstraZeneca", dice a la AFP Jennifer Almanza, una de las enfermeras del ministerio de Salud asignadas al estadio.

Con trece años de experiencia en vacunar, Almanza dice que "toda la población tiene que sentirse segura y ponerse la vacuna".

Hasta el momento, Panamá, con 4,2 millones de habitantes, tiene acordadas 9,2 millones de dosis de vacunas contra el covid-19.

De esa cantidad, 7 millones son de Pfizer/BioNtech; 1,1 millón compradas a AstraZeneca y otro 1,1 millón de distintos laboratorios, vía el mecanismo Covax.

En Panamá es "2.000 veces más probable" que una persona pueda fallecer por coronavirus a que muera por aplicarse las dosis de AstraZeneca, dijo recientemente el asesor científico del gobierno, Eduardo Ortega-Barría.