Última Hora

Internacional

OAS pone en venta estadio donde Costa Rica jugó ante Holanda en Brasil

La empresa OAS –la misma que negociaba la carretera entre San José y San Ramón– puso en venta esta semana los estadios de las ciudades de Natal y Salvador por problemas económicos.

José Fernando Araya 5/4/2015 07:05

El estadio Itaipava Arena Fonte Nova, en la ciudad de Salvador de Bahía, donde Costa Rica cayó en penales ante Holanda por los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014, fue puesto a la venta, debido a que la empresa constructora OAS -propietaria del inmueble- tiene problemas de dinero tras un escándalo de corrupción.

OAS es la misma empresa que intentó, sin éxito, realizar los arreglos de la carretera San José-San Ramón ante una avalancha de críticas internas por parte de diferentes sectores.

Según publicó el diario argentino el Clarín, la empresa solicitó acogerse a la ley de protección de quiebras y anunció la venta de varias empresas y activos, entre los que se encuentran el 50 % del estadio Fonte Nova y la totalidad del Arena das Dunas de Natal.

Una de las principales razones es que el estadio Fonte Nova, que costó 591 millones de reales (unos $185 millones), no tendrá clientes fijos a partir de mayo, pues el equipo Bahía de la segunda división anunció que no jugará más en este estadio.

Por su parte, en el Arena das Dunas, donde se jugaron partidos de la Copa del Mundo como Italia-Uruguay, tuvo una inversión de 400 millones de reales (unos $125 millones) y también será vendido en su totalidad, ya que solamente es casa del equipo de tercera división, América de Natal.

OAS está inmerso en una crisis debido a las investigaciones por el caso de corrupción de Petrobras, en el que participaron por lo menos 23 constructoras, que son sospechosas de repartirse contratos con la petrolera e inflar los precios para repartirse amplias sumas de dinero.

Otros estadios, como el de Mané Garrincha de Brasilia, pasan por problemas económicos, debido a que no cuentan con actividad suficiente para llenar su capacidad y ha tenido que usarse para otras actividades.

Y es que de los 12 estadios que albergaron al Mundial, además de los dos que están en venta, hay uno que está cerrado, el de Cuiabá, por problemas estructurales, según destacó Clarín.