Última Hora

Internacional

Nuevo presidente hondureño advierte "cero tolerancia a la delincuencia"

El derechista Juan Orlando Hernández prometió "cero tolerancia a la delincuencia" y una reducción de la tasa de homicidios...

AFP Agencia 27/1/2014 06:53

El derechista Juan Orlando Hernández prometió "cero tolerancia a la delincuencia" y una reducción de la tasa de homicidios, tras jurar este lunes como presidente de Honduras para los próximos cuatro años.

"Voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz y la tranquilidad de mi pueblo dentro de la ley (...) A los delincuentes se les acabó la fiesta", advirtió Hernández en la ceremonia de investidura, que tuvo lugar en el Estadio Nacional de Tegucigalpa ante unas 30.000 personas.

"Dentro de los próximos meses se reducirán más los homicidios" e igualmente "bajará la incidencia de la extorsión y del impuesto de guerra", afirmó el flamante mandatario, un conservador abogado de 45 años.

Honduras está catalogado como el país más violento del mundo, con una tasa de homicidios de 83 por cada 100.000 habitantes, según cifras de un organismo especializado de la Universidad Nacional.

Hernández prometió que aumentará la presencia de la policía militar y civil en las calles, para lo cual reclutará nuevos efectivos, y acelerará la depuración de la Policía, el Ministerio Público y los jueces, de elementos vinculados con el crimen.

Sobre el tema del narcotráfico, uno de los principales factores de la violencia que soporta Honduras, Hernández invitó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al Congreso de ese país a reconocer "la responsabilidad común, compartida pero diferenciada" en el problema.

El problema "también es de ellos" (los estadounidenses) por lo que es necesario que "trabajemos en conjunto".

"Hoy mismo iniciaremos una ofensiva diplomática para obtener estos resultados tan ansiados", anunció.

Hernández explicó que con los gobiernos de Colombia, México y los otros países de Centroamérica ha acordado "aumentar la colaboración" para "enfocarnos más en la incidencia que tiene el tráfico de la droga" y otros delitos conexos como el lavado de activos en la inseguridad.

"Siete de cada diez homicidios están vinculados a la droga y (...) eso quiere decir que si no existiera el problema de la droga no estaríamos entre los países más violentos del mundo", estimó.

El nuevo presidente reiteró la promesa de campaña de ayudar a las 800.000 familias más pobres para que mejoren las condiciones de sus viviendas, dotándolas de pisos de cemento, filtros de agua, techos adecuados y cocinas ecológicas.

Dijo que el Estado tiene recursos reservados para apoyar a los pequeños productores con proyectos de palma de aceite, caña de azúcar, granos básicos, ganadería y riego.

Además, señaló, hay inversionistas que apoyarán un programa especial denominado "Con chamba vivís mejor" para la generación de empleo, del que carece un 40% de la población económicamente activa.

Hernández gobernará sin mayoría en el Congreso, compuesto de 128 escaños, pero los analistas prevén que una alianza con el también derechista Partido Liberal (PL) le permitirá impulsar sus iniciativas.