Última Hora

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, agradeció este lunes a su par de Rusia, Vladimir Putin, la ayuda de su gobierno en seguridad para la "defensa de la soberanía" del país, y arremetió contra Estados Unidos por sus "infamias y calumnias".

"Gracias al presidente Vladimir Putin (...) estamos juntos en la lucha por la paz, la soberanía y la justicia", expresó Ortega durante la entrega de un lote de 250 autobuses rusos a cooperativas de transporte, a 12 días de las elecciones en las que busca su cuarto mandato consecutivo.

Al mismo tiempo, acusó a Estados Unidos de tratar de dominar a Nicaragua lanzando "todo tipo de calumnias, mentiras e infamias", y de hacer lo mismo con Rusia, China "e incluso con sus aliados europeos".

El gobierno de Estados Unidos sostiene que las elecciones de noviembre en Nicaragua no tienen "credibilidad" debido a las maniobras "autocráticas" de Ortega para apartar de los comicios a los principales opositores.

Ortega, de 75 años, busca un nuevo mandato en un escenario sin rivales que amenacen su reelección, en medio de un tenso proceso electoral por la detención de casi 40 opositores en los últimos meses, siete de ellos aspirantes presidenciales.

El presidente acusa a los opositores de "traición a la patria", "lavado de dinero" y de favorecer que potencias extranjeras atenten contra la soberanía de país.

Rusia "ha logrado brindarnos un aporte invaluable en el campo de la defensa de nuestro país. ¿Para qué? para contar con las herramientas y defender la paz y la soberanía", manifestó.

El mandatario destacó que desde el 2007 la Federación de Rusia ha desarrollado con su gobierno "una cooperación intensa" que va desde la entrega de alimentos, ayuda durante desastres naturales hasta asuntos de seguridad.

Ortega agradeció también a Rusia el apoyo en materia sanitaria y precisó que para enfrentar la pandemia del coronavirus Rusia "ha brindado una gran ayuda (...) con las vacunas para el covid-19", las primeras que llegaron a Nicaragua. Hasta ahora suman 3,9 millones de dosis de Sputnik V y Sputnik Light.

Nicaragua y Rusia retomaron las relaciones en 2007 cuando Ortega volvió al poder, tras 16 años en la oposición luego de perder las elecciones en 1990.