Última Hora

La estrella del París Saint-Germain Neymar denunció en múltiples ocasiones en el partido perdido por los suyos ante el Marsella (1-0) el "racismo" del jugador rival español Álvaro González, en un Clásico que terminó con cinco expulsados, entre ellos el propio astro brasileño.

Según imágenes aisladas y difundidas por la televisión francesa Téléfoot, Neymar se quejó poco después de la media hora ante el equipo arbitral, repitiendo en numerosas ocasiones "¡Racismo, no!", apuntando a González, defensa del Marsella y encargado de su marcaje.

"¿Qué racismo?", le respondió Álvaro González, según Téléfoot.

Al final de este partido de la 3ª jornada de la Ligue 1, en un enfrentamiento colectivo, Neymar fue uno de los cinco jugadores expulsados por el árbitro, en su caso por haber dado un ligera bofetada en la parte trasera de la cabeza de Álvaro González.

"Mirad el racismo. Por eso le he golpeado", dijo el brasileño al abandonar el césped.

"De lo único que me arrepiento es de no haber golpeado a ese imbécil en la cara", escribió en Twitter el número 10 del PSG, una hora después del partido.

Neymar "me dijo que era un insulto racista, pero no lo escuché en el campo", señaló por su parte el entrenador del París SG, Thomas Tuchel, en conferencia de prensa.

"Están las imágenes de televisión, todo será juzgado", reaccionó por su parte el director deportivo del PSG, el también brasileño Leonardo, en declaraciones a Téléfoot.

"Espero que esto no ensombrezca nuestra victoria. No hay lugar para el racismo en el fútbol. No creo que sea el caso. Hubo también un escupitajo de Di María. Es un Clásico", señaló por su parte el entrenador del Marsella, André Villas-Boas.