Última Hora

Internacional

Netanyahu critica a la Unión Europea e insiste sobre el Estado judío

Durante su conferencia anual para la prensa extranjera, Netanyahu fustigó la "hipocresía".

AFP Agencia 16/1/2014 13:57

JERUSALÉN, 17 enero 2014 (AFP) - El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu denunció el jueves las condenas de la Unión Europea (UE) a la colonización, e insistió una vez más en el reconocimiento de Israel como "Estado judío" para concluir un acuerdo de paz con los palestinos.

Durante su conferencia anual para la prensa extranjera, Netanyahu fustigó la "hipocresía", al comentar la convocatoria por parte de algunos países miembros de la UE a los embajadores israelíes tras anunciarse la construcción de 1.800 viviendas en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Entre los diplomáticos convocados en Europa figuran, entre otros, los embajadores de Israel ante Francia, Reino Unido, Italia y España.

"Es hora de terminar con esta hipocresía", declaró. "Este desequilibrio (...) no propicia la paz, pienso que la aleja", advirtió el primer ministro hebreo.

"Esto es una hipocresía. ¿La UE convoca a nuestros embajadores por la construcción de unas pocas casas? ¿Cuándo convocó a los embajadores palestinos por la provocación que (constituye) instar a destruir Israel?", dijo Netanyahu ante los corresponsales extranjeros.

Israel anunció el pasado 10 de enero la construcción de 1.800 nuevas viviendas en Jerusalén Oriental y en Cisjordania, ignorando las recomendaciones del secretario de Estado norteamericano John Kerry, durante las complejas negociaciones para intentar obtener un acuerdo israelo-palestino.

El jueves de mañana, Netanyahu fue recibido en Ammán por el rey Abdalá II, en una rara visita a Jordania, consagrada a las conversaciones de paz relanzadas en julio pasado por Kerry.

"El rey Abdalá y Netanyahu hablaron de la evolución del proceso de paz a la luz de las negociaciones israelo-palestinas actuales auspiciadas por Estados Unidos", informó el palacio real.

La reunión abordó de qué forma se puede responder a "las aspiraciones de los palestinos protegiendo al mismo tiempo los intereses jordanos, sobre todo en los temas relativos al estatuto final", afirma el texto.

"Los intereses de Jordania son nuestra primera prioridad", declaró el rey jordano al jefe de gobierno israelí, según este comunicado.

Durante su último viaje a Oriente Medio, que finalizó el 6 de enero, Kerry presentó a las partes un acuerdo marco con los lineamientos para un tratado definitivo, en particular sobre las fronteras, la seguridad, el estatuto de Jerusalén y la suerte de los refugiados palestinos.

Jordania, segundo país árabe en firmar un tratado con Israel, en 1994, es tradicionalmente el custodio de lugares sagrados para el Islam en Jerusalén Oriental, como las mezquitas de Al Aqsa y del Domo de la Roca, cuyo mantenimiento asegura en coordinación con la Autoridad Palestina.

Además, tiene fronteras con la Cisjordania ocupada, que integraría la mayor parte del territorio de un Estado palestino, cuyo control aspira a mantener Israel durante largo tiempo tras un acuerdo de paz, tesis que rechaza el presidente palestino Mahmud Abas.

'Seguridad y Estado judío'

Ante los corresponsales de prensa extranjeros en Jerusalén, Netanyahu repitió que "jamás transigirá respecto a la seguridad de Israel".

Y reafirmó que la causa principal del conflicto con los palestinos es el rechazo de éstos a reconocer a Israel como "el Estado nación del pueblo judío".

Los dirigentes palestinos, en particular Nabil Shaath, lamentaron el jueves que Netanyahu, haya impuesto al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, esta reivindicación.

"Israel ha conseguido convencer a Kerry de que cambie el orden del día de las negociaciones", declaró Shaath, dirigente de Fatah, el movimiento del presidente palestino Mahmud Abas, en un encuentro con la prensa en Ramala.

"Ahora, Kerry va y viene para hablar sólo de dos asuntos que nunca han estado en el orden del día: la judeidad de Israel, y el valle del Jordán", afirmó el dirigente.

Según Shaath, "desde el punto de vista israelí, reconocer Israel como Estado judío equivale a derogar el derecho al retorno" de los refugiados palestinos.

"¿Hay un sólo dirigente palestino en su sano juicio que pueda aceptar eso? ¿O el objetivo es únicamente hacerle imposible firmar un acuerdo de paz con Israel?", se preguntó el dirigente.

Asimismo, Shaath reafirmó el rechazo palestino a lo propuesto respecto al valle del Jordán. De acuerdo con la propuesta de Kerry, la presencia de Israel allí se mantendría por 10 o 20 años, inclusive más.

El viceministro dec Defensa israelí, Danny Danon, un halcón, encabezó una manifestación de militantes del Likud, el partido de derecha nacionalista de Netanyahu, en el valle del Jordán.

"Las comunidades judías se mantendrán para siempre en el valle del Jordán", afirmó Danon refiriéndose a las colonias en la región, criticando también la propuesta estadounidense.