Última Hora

La perrita de Emiliano Sala aún sigue esperándolo, aunque ella ni siquiera sepa que las probabilidades de su encuentro son prácticamente imposibles.

Romina Sala, la hermana del jugador posteó este fin de semana una fotografía donde se ve a “Nala”, la perrita del jugador, aguardando por su dueño, mirando al horizonte, al mejor estilo de Hachiko, el perro japonés que esperó a su amo, el profesor Hidesaburo Ueno, durante 10 años en una estación de tren.

La perrita se encuentra en la casa del exjugador y según reveló el medio uruguayo La Nación, su hermana indicó que Sala había viajado a Cardiff a firmar su contrato, pero decidió volver a Francia para levantar las pertenencias de su casa y armar su vida en un nuevo país. 

Pero uno de los principales motivos por los que el delantero volvió a Nantes, era su perrita Nala, que lo acompañó desde el 2015.

"Nala también te espera", escribió en su cuenta de Facebook la hermana de Emiliano, con una fotografía de la perrita mirando por una ventana y que inmediato se viralizó y tocó las fibras más sensibles de las redes sociales.

Según su hermana el jugador la amaba e incluso era muy frecuente ver al jugador postear historias y fotografías con su mascota.

Ver esta publicación en Instagram

Nada como ir juntos a la par#😎🐶

Una publicación compartida por Emiliano Sala (@emilianosala9) el

Emiliano Sala, de 28 años, y su piloto, el británico David Ibbotson, de 59 años, volaban el 21 de enero anterior en una avioneta entre la ciudad francesa de Nantes y Cardiff, cuando desaparecieron de los radares a unos 20 km de la isla británica de Guernesey, situada en el canal de la Mancha.

Sala viajaba para ser presentado con su nuevo equipo el Cardiff tras su exitoso paso por el Nantes francés.

De momento, este fin de semana ya ha sido descubierta la avioneta que transportaba al futbolista a 65 metros de profundidad del Canal de la Mancha, con un cuerpo en su interior que todavía no se ha confirmado si corresponde al del jugador o al del piloto.