Última Hora

Un joven venezolano murió este viernes tras ser gravemente herido en disturbios registrados la víspera en la ciudad norteña de Valencia, informaron la alcaldía local y fuentes médicas, lo que eleva a 36 la cifra de fallecidos en las protestas opositoras iniciadas el 1 de abril.

Hecder Lugo Pérez, de 22 años, falleció a causa de una herida de proyectil en la cabeza, según fuentes de la clínica Valles de San Diego, donde estaba internado desde el jueves.

Vea también: Saqueadores arrasan como un huracán en protestas en Venezuela

"Lamento informar el fallecimiento del joven Hecder Lugo Pérez", confirmó el alcalde de Valencia, Enzo Scarano. 

No se informó en lo inmediato el tipo de proyectil que le causó la muerte. Pero de acuerdo con algunos medios internacionales y un video que circula en redes sociales, fue la Guardia Nacional venezolana la que habría disparado al joven.

En el video se logra apreciar como la víctima queda tendida sola en el suelo y se acerca un oficial y le dispara a quema ropa para luego retirarse donde estaban los demás policías.

Al menos otras cuatro personas resultaron heridas durante choques entre manifestantes opositores y militares, así como en saqueos a comercios en Valencia (160 km al oeste de Caracas).

Vea también"El país está destruido"/ "Sin revolución no tendríamos escaleras": dos mujeres que reflejan la profunda división que vive Venezuela

El deceso de Pérez aumentó a 36 el número de muertes en las protestas que lleva a cabo la oposición para exigir elecciones generales y anticipar la salida del poder del presidente Nicolás Maduro, elegido hasta enero de 2019 y a quien culpa de la grave crisis política y económica que sufre el país petrolero.

Medios de comunicación han reportado al menos cuatro casos adicionales de asesinatos en medio de las manifestaciones, por lo que la cifra total de homicidios podría aumentar a 40.

Vea también: "Si esta es una dictadura, es la más feliz del mundo": ¿qué piensan y cómo ven los chavistas convencidos la crisis en Venezuela?

Unos 70 comercios han sido asaltados desde el pasado martes en Valencia, según la gremial Fedecámaras, en medio del caos de las manifestaciones. Los saqueos afectaron a una planta de cerveza de Polar, la principal empresa privada venezolana, una productora de pasta y una cementera.

Varios vehículos también fueron incendiados, mientras conductores de carga han preferido inmovilizar sus camiones para evitar correr la misma suerte.

En los últimos días, las protestas rechazan además la convocatoria de Maduro a una Asamblea Constituyente, un acto que sus adversarios califican como "un golpe de Estado" para evitar celebrar comicios y perpetuarse en el poder.