Última Hora

Ramón Rodríguez 'Monchi', el director deportivo del Sevilla, campeón de las tres últimas ediciones de la Europa League, ofreció una entrevista este lunes a L'Equipe y explicó su exitoso método de trabajo, en la víspera de la recepción al Lyon en la segunda jornada de la Liga de Campeones.

"No es sólo gracias a Monchi, hemos ganado cinco copas europeas (UEFA en 2006 y 2007, Europa League en 2014, 2015 y 2016) gracias al trabajo, a la coordinación entre los dirigentes y a los equipos técnicos", señaló de entrada el español de 48 años.

Monchi es conocido en el mundo del fútbol por su buen ojo para los fichajes. Es legendaria su capacidad para comprar talento a precio asequible y multiplicar su valor. 

Entre los jugadores a los que lanzó, el brasileño Dani Alves (comprado por 500.000 euros y vendido por 35 millones de euros al Barcelona), el maliense Frederic Kanouté, el colombiano Carlos Bacca o el croata Ivan Rakitic, entre muchos otros.

"Somos un equipo de 16 personas para supervisar y fichar, cada uno se ocupa de dos campeonatos pero nuestro acercamiento a Francia es especial. Tenemos a alguien que lleva en exclusiva el fútbol francés, Ligue 1 y Ligue 2. Buscamos muchos jugadores en estas dos divisiones francesas", dijo sobre el principal 'vivero' del Sevilla.

Para muestra del trabajo exhaustivo que realizan, la preparación del fichaje de Wissam Ben Yedder, fichado del Toulousse este verano boreal.

"Vimos sus partidos de las tres últimas temporadas al menos diez veces cada uno. Era un jugador importante para nosotros", dijo.

Menos suerte tuvo con Hatem Ben Arfa, que dudó entre el proyecto andaluz y el del París Saint-Germain, que acabó eligiendo.

"Hablé con el jugador seis o siete veces y él habló mucho con el entrenador Jorge Sampaoli. Intenté explicarle que en Sevilla podría encontrar al verdadero Hatem, convertirse en uno de los mejores ocho jugadores del mundo", señaló sobre sus conversaciones con el mediapunta.

Otros jugadores criados en Francia, como Kevin Gameiro y el polaco Grzegorz Krychowiak, llegaron al Sevilla desde la Ligue 1 para luego dar un salto hacia el Atlético de Madrid y el París SG respectivamente este verano boreal.

"Cuando jugaba en el Lorient (2011) nos dijo que prefería el PSG. Pero yo estuve en su casa, con su mujer y su primer hijo. Dos años más tarde, cuando quería irse del PSG, le volví a contactar, se vino y estuvo tres años con nosotros", señaló sobre Gameiro.