Última Hora

Un hecho insólito ocurrió en México cuando casi toda una familia entera murió por contagio de COVID-19.

El hecho ocurrió el año pasado en el municipio de Cuautitlán Izcalli, sin embargo, fue hasta esta semana que los medios mexicanos lo sacaron a relucir, luego de que un familiar hablara.

“No he tenido ni tiempo de llorar, estoy como pasmado. Mi mamá murió antier, a mi papá todavía lo tengo enfermo en casa y mi hermana ya logró salir adelante. No sé dónde me salen fuerzas para seguir”, expresó José Martín Chávez Enríquez al diario El Milenio.

Según declaró el hombre, todo comenzó el hace unos meses cuando un tío lejano murió de coronavirus y gran parte de la familia acudió al funeral y a la vela dentro de la casa, sin tener conciencia real a lo que se exponían.

“Muchos familiares se contagiaron y con el pasar del tiempo el virus arrasó, acabó casi con toda la familia, se fueron enfermando hasta que murieron. Mi mamá tenía 62 años, la incineré y tengo sus restos en casa porque casi ni tiempo me dio de ir al cementerio”, agregó el familiar.

Chávez Enríquez confesó que él también fue al entierro del familiar, pero que fue de los pocos que no se contagió, por lo que le tocó ver como sus seres queridos morían poco a poco en medio de su impotencia por ayudarlos.

También aseguró al medio mexicano que “accedió a la entrevista porque su objetivo es que toda la gente se entera y hacer consciencia para que se cuiden y se protejan de esta enfermedad, que no es un juego”.

México es el cuarto país en el mundo con más muertes acumuladas por COVID-19.