Última Hora

Más de 20 caballos murieron de inanición en solo un mes en el distrito turístico más popular de Bangladés, dijeron el domingo los propietarios de los animales, en plena crisis del sector por la pandemia de coronavirus.

Este país de 168 millones de habitantes lucha contra una nueva ola de contagios por coronavirus que ha puesto a prueba su sistema sanitario y ha llevado a imponer un confinamiento nacional. 

Los propietarios de caballos explicaron que tienen dificultades para pagar el forraje de sus animales, que suelen utilizarse para paseos turísticos en la playa de Cox's Bazar, una de las más largas del mundo. 

"Una vez que llegó el coronavirus, el número de turistas se redujo drásticamente", dijo a la AFP Farida Begum, la portavoz de la Asociación de Propietarios de Caballos de Cox's Bazar. 

"Estamos luchando para llegar a fin de mes. ¿Cómo podemos alimentar a los caballos?", se pregunta. 

Los turistas habían regresado al distrito entre diciembre y febrero, cuando los contagios disminuyeron, pero las visitas se detuvieron con el nuevo confinamiento impuesto desde el 14 de abril.

Al menos 21 de los 90 caballos utilizados por los turistas en la playa murieron el mes pasado, mientras que otros estaban desnutridos, dijo Begum. 

Durante el confinamiento del año pasado, murieron 41 caballos, incluidos ocho propiedad de Begum. 

Algunos propietarios los liberaron con la esperanza de que puedan sobrevivir comiendo hierba o buscando comida. 

Los dueños de los caballos han estado luchando para alimentar a sus propias familias, y muchos han pedido micropréstamos para llegar a fin de mes. 

"Cada semana los representantes del microprestamista vienen a mi casa y me presionan para que devuelva el préstamo a plazos. Pero a menos que los turistas empiecen a llegar a Cox's Bazar, no podré devolver el dinero", dijo Begum, que pidió 100.000 taka (1.200 dólares). 

Decenas de cuidadores de caballos contratados habitualmente por los propietarios para ayudar a los turistas en los paseos han pasado a conducir rickshaws o a trabajar en la construcción. 

- "Sin turistas no hay ingresos" -

La ciudad de Cox's Bazar suele atraer cada año a más de dos millones de turistas, en su mayoría de Bangladés. Sin embargo, con el confinamiento, las oficinas y los mercados están cerrados y el transporte público no funciona. 

Sarwar Azam, propietario de un caballo, dijo a la AFP que uno de sus animales había muerto la semana pasada y que el segundo también estaba pasando hambre. 

El director de una organización local de propietarios de caballos, Nishan Ahsan --cuyos cuatro animales murieron durante el confinamiento del año pasado-- explicó que sus miembros solo han recibido una pequeña ayuda del gobierno. 

"Durante la época de mayor afluencia turística, un caballo puede generar hasta 2.000 taka [23 dólares] al día. Reservamos una parte de esos ingresos para la comida de los caballos, que es cara", dijo Ahsan a la AFP. "Pero si no hay turistas no hay ingresos para nosotros". 

Bangladés ha registrado cerca de 800.000 infecciones por coronavirus y 12.300 muertes desde el comienzo de la pandemia, pero los expertos creen las cifras reales son mucho mayores.